Avisar de contenido inadecuado

Las manos del alfarero...

{
}

Las manos del alfarero...

 

 

“Levántate y vete a la casa el alfarero…”

 

 

Siempre me fascinó el trabajo del alfarero…la capacidad de tomar barro en sus manos y convertir aquella masa amorfa, en bellos cántaros; en vasijas de todas las formas, tamaños y colores. ¡Estos artistas logran figuras humanas, con una expresión increíble en sus rostros!.

Admiro, no sólo su creatividad , sino la paciencia y su tenacidad. Si se estropea la obra en sus manos, lo intentan una y otra vez…una y otra vez, hasta lograr moldear el objeto que sea de su agrado. De tanto trabajarlo, el barro se seca por el roce y el calor de sus manos; se resquebraja, pero hay que sacar algo bello de aquella materia prima, aparentemente tan insignificante, y de poco valor. El artista con paciencia, dedicación y hasta con ternura, debe humedecer el barro, para poder continuar.

Mientras gira la rueda, la sensible y experta mano del alfarero, va “acariciando” la vasija en formación, para quitar cualquier arenilla que pueda percibir y que estropearía ésa obra de arte.

Creo que Dios quiso que su siervo, el profeta Jeremías, aprendiera una de las lecciones más tremendas de su vida…Seguramente, Dios quiso plasmar en él, las técnicas y el amor del artista por su obra de arte. De ésta forma, llegaría a conocer más íntimamente al Alfarero  de los alfareros… al Supremo.

Jeremías tenía una misión que cumplir. El debería tratar con la “obra de arte maestra”, la “obra cumbre”de la Creación. El debería tratar con vasijas de barro, como tú o como yo… bellas, pero tremendamente frágiles. ¡Unicas!, ninguna es igual a la otra, ni en apariencia, ni en tamaño, ni en propósito. Valiosísimas...somos su especial tesoro, como dice la Biblia.

Jeremías debería conocer del amor entrañable, que el artista siente por su obra, y del dolor inmenso que le sobreviene, cuando la misma se estropea , y debe apretarla entre sus manos, para volver a darle forma.

¡Cuántas veces me sentí girando y girando en la rueda de la vida, sin un sentido!... Dando vueltas en círculos, ¡sin dirigirme a ninguna parte!. ¡Cuántas me veces sentí ahogar por la presión de aquellas manos, que sólo buscaban moldearme a su Imagen y Semejanza!; ¡Mi corazón se resquebrajaba dentro de mi ser, a punto de sucumbir, por sequedad, tristeza y profundo desamor.

¿Cómo es posible, que en medio de las circunstancias, no percibiera yo la suavidad de sus manos acariciándome…sacándome las arenillas del alma?. Creo que no sólo Jeremías debería visitar aquel taller de alfarería. Cada uno de nosotros, tendría que tomarse el tiempo de recorrer las galerías de arte. Detenernos ante aquella obra, que más nos  llame la atención, la que más sea digna de nuestra admiración... tratar de entrar por un momento, en la piel del artista… ¿Qué sentiríamos?. seguramente desearíamos que aquella, obra de arte, producto de nuestra inspiración, no se vendiera… querríamos conservarla, porque el artista, no solo la hizo con sus propias manos; también involucró su corazón en ella.

¡ Esa era la lección que Dios quería darle a Jeremías!. ¡Esa es la lección que yo saco hoy, como producto de mi meditación!. El…el Artista de los artistas, nos tiene en sus manos…y es por infinito amor y su misericordia que continuamos en la rueda de la vida….

 

{
}
{
}

Comentarios Las manos del alfarero...

"Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros..."

Es una hermosa página de reflexiones. Fijate que cuando el creador hace al hombre lo hace del barro y lo moldea a su imagen y semejanza. De esta forma, cuando el alfarero piensa en su mundo de ideas la forma física que ha de tomar su creación, se transforma en un pequeño creador que una vez terminada su obra, puede tacitamente observa su creación y apreciar la imagen y la semejanza de su obra. ¿Sucederá lo mismo con nuestro Creador? Nos verá como su imagen y semejanza?

es una pagina muy hermosa.............................. 

uziel uziel 22/09/2010 a las 04:17

es una pagina muy hermosa.............................. 

uziel uziel 22/09/2010 a las 04:17

¡Muchas gracias Uziel...!

Dios nos 2das oportunidades cuando sometemos nuestra voluntad para  que nos moldee para ser vasos de honra par sugloria

pablo perrone pablo perrone 23/09/2010 a las 04:34

Deja tu comentario Las manos del alfarero...

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre